La importancia de la adopción

adopción de cachorro adopción de cachorro
Los perros son animales fieles, cariñosos y divertidos que pueden aportar muchos beneficios a las personas que conviven con ellos. Sin embargo, no todos los perros tienen la suerte de encontrar un hogar donde ser felices y recibir los cuidados que necesitan. Según el último estudio de la Fundación Affinity, en el año 2019 se recogieron en España 183.000 perros abandonados, de los cuales solo el 44% fueron adoptados. Esto significa que hay miles de perros que viven en refugios, protectoras o en la calle, esperando una segunda oportunidad.

Adoptar un perro es una decisión responsable y solidaria que implica un compromiso a largo plazo con el animal. No se trata de comprar un objeto, sino de acoger a un ser vivo que tiene sus propias necesidades, personalidad y sentimientos. Por eso, antes de adoptar, es importante informarse bien sobre las características y el temperamento del perro que se quiere adoptar, y asegurarse de que se dispone de los recursos y el tiempo necesarios para ofrecerle una buena calidad de vida.

Los beneficios de adoptar un perro son muchos, tanto para el animal como para la persona que lo adopta. Algunos de ellos son:

- Le das una segunda oportunidad a un perro que ha sufrido el abandono o el maltrato. Muchos de estos perros tienen miedo, desconfianza o traumas que pueden superar con paciencia, amor y respeto. Al adoptarlos, les ayudas a recuperar su confianza y su autoestima, y a disfrutar de una nueva vida junto a ti.
- Recibes el agradecimiento, el cariño y la fidelidad de un perro que sabe lo que es estar solo y desamparado. Los perros adoptados suelen ser muy agradecidos y leales con sus nuevos dueños, y te demostrarán su amor cada día. Además, al adoptar un perro adulto, te ahorras el proceso de educación y socialización que requiere un cachorro, y puedes conocer de antemano su personalidad y su comportamiento.
- Contribuyes a reducir el problema del abandono y la sobrepoblación de perros. Al adoptar un perro, evitas que se reproduzca de forma irresponsable y que nazcan más cachorros que no tendrán un hogar. Además, al adoptar un perro de una protectora o un refugio, liberas un espacio para que otro perro pueda ser acogido y atendido, y colaboras con la labor de estas entidades que trabajan por el bienestar animal.
- Es más económico que comprar un perro. El coste de la adopción de un perro suele ser muy inferior al de la compra, ya que solo se paga una tasa que cubre los gastos veterinarios, como la vacunación, la desparasitación, el microchip y la esterilización. Además, al adoptar un perro, te aseguras de que está sano y no tiene enfermedades hereditarias o congénitas que puedan derivar de la cría indiscriminada o ilegal.
- Mejoras tu salud y tu bienestar. Convivir con un perro adoptado te aporta beneficios físicos, mentales y emocionales. Los perros te motivan a hacer ejercicio, a salir al aire libre, a socializar con otras personas y a tener una rutina. También te ayudan a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, y a aumentar tu autoestima, tu optimismo y tu sentido de la responsabilidad. Los perros son unos excelentes compañeros de vida que te harán sentir más feliz y más acompañado.
Visto 203 veces