LA MUDA DE PELO EN TU MASCOTA

La muda en los perros es un proceso natural que se produce dos veces al año (en primavera y en otoño). Este cambio de pelo sirve para acondicionar el pelaje a los cambios de temperatura de  nuestro clima, ya que el pelo les sirve para protegerse de las temperaturas y de los rayos solares.

Con el cambio de temperatura, nuestros animales empezarán a mudar el pelaje. Labradores, Huskies, Pastores Alemanes o Golden Retrievers cambiarán el pelo de forma abundante. Las razas de pelo corto también lo harán sin embargo,  las razas de pelo rizado como el Caniche o el Poodle prácticamente no lo mudarán.

PLANTILLA_ARTICULO_WEB1.jpg

¿Por qué se produce la muda?

La muda de  los perros es un proceso natural que se produce dos veces al año como hemos comentado antes. En otoño, el perro cambiará de pelaje para producir un pelo más grueso que le protegerá de las bajas temperaturas del invierno, muda que se produce en los meses en los que empieza a bajar el termómetro. Sin embargo, en primavera la muda le sirve al perro para producir un pelo más fino que le ayudará a combatir el calor del verano.

Cada muda tiene una duración que variará en función del clima, del tipo de pelo y del hábitat del perro.

¿Cuánto dura la muda?

Habrá mudas que casi pasen desapercibidas y otras que parecerán eternas. Dependiendo del clima, del tipo de pelo y el hábitat del animal se producirá una muda más ligera y agresiva o más pausada y calmada.

¿Cómo adaptarnos a la muda de pelo de un perro?

La muda es un proceso natural que todos los perros deben hacer y según el tipo de pelo que tenga, estará eliminándolo todo el año.

Normalmente, los perros tienen tres tipos de pelo:

  • Corto (como un Bodeguero).
  • Largo (liso como un Yorkshire o rizado como un Caniche).
  • Duro (como un Westy).

Los perros de pelo corto estarán eliminando pelo todo el año, aunque se apreciará mayor cantidad en primavera y otoño. En los perros de pelo largo o duro no se apreciará la caída entre las mudas, solo se desprende el pelo al cepillarlos. Sabiendo ésto os daremos unos consejos para adaptarnos mejor a la muda del pelo de nuestra mascota:

- Cepillar a tu perro durante la muda de pelo: la mejor manera para que la muda sea lo más llevadera posible es adaptar la frecuencia del cepillado para eliminar el pelo muerto, así como los tipos de peines que tenemos a nuestro alcance al tipo de pelo que tenga nuestro perro.

- Acudir a una peluquería canina para afrontar la muda: el peluquero le dará un buen baño de hidratación a la piel y luego lo secará con un expulsador. Este aparato tiene mucha más potencia que cualqueir secador de casa. Y con él, a la vez que le secan tras el baño, también le quitará el pelo muerto,que es el que se cae y se quedará en la peluquería.

 

PLANTILLA_ARTICULO_WEB2.jpg

 

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Fuente: Especies Pro Nº249. 

Visto 119 veces